viernes, marzo 14, 2008

El Mayflower

Allá por 1550 cuando Fray Luis de León volvió a su cátedra a impartir clases en la Universidad de Salamanca, tras pasar 4 años en la cárcel, éste empezó diciendo a sus alumnos "decíamos ayer."

Claro, yo ni soy fray Luis de León, ni doy clases en la Universidad de Salamanca, ni he traducido nunca la Biblia a una lengua vulgar -el castellano; ni siquiera ahora eso sería delito ni mucho menos vulgar. Pero me siento después de esta larga pausa en el blog como él. Decíamos ayer, dijo fray Luis...

Pero es que hay veces que uno no escribe la letra pequeña de su vida, lo pequeño se hace grande o lo grande pequeño, y no haces las cosas que más te gustan.

Uno lleva varios días viendo informaciones sobre la dimisión del Gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, por estar involucrado en un asunto de prostitución con una jovencita llamada Kristen. No sé si la cosa es para dimitir o no. Bueno, sí lo sé; aunque no quiero entrar en ello.

El comentario de hoy es sobre el hotel Mayflower de Washington y no sobre el gobernador. Tan cariñoso él con sus amiguitas. Yo no sé qué tendrá ese hotel, como si fuera el único de toda la ciudad.

Me llama la atención que los lances amorosos del Gobernador fueran allí. El mismo hotel donde estuvo hospedada Judith Campbell, una de la amigas con derecho a roce de Kennedy.

También fue allí donde los investigadores tramaron la encerrona a Monica para que contara cómo le daba candela al fogoso de Bill.

Y ha vuelto a ser en la habitación 871 del Mayflower donde se ha producido el suicidio político de Eliot Spitzer. Claro, previo alivio de sus más bajas pasiones.

Y digo yo, qué tendrá ese hotel.

No me extraña que en la publicidad del Mayflower se diga que es la segunda mejor dirección de Washington después de la Casa Blanca. Sobretodo cuando vivía en ella Billy el Fogoso...

Foto: web hotel Mayflower

4 comentarios:

Ralf dijo...

¡ Por fin ! Un abrazo

Lorena Sáez dijo...

Jajaajaj

O sea para ellos el tema es vender a como de lugar aunque sea muchas veces pasando a llevar todo lo que se les cruce por delante.

Saludos y gracias por los buenos deseos

:D

Nacho dijo...

RALF: Sí, volví.
Gracias por leerme.

Saludos.

LORE: Pues sí, ya ves.

La publicidad que le da al hotel estas cosas es grande.

Besote gordo.

Paula... Andrea dijo...

En realidad le ha servido esa publicidad al parecer, la supieron trabajar porque podría haber sido al revés, ser "mal visto" todo lo ocurrido.

Pero a la gente le gusta eso y que mas emocionante que estar quizás en la misma cama que paso "aquello"

Cariños!!!!!!!!!!!!!!!!!