lunes, mayo 08, 2006

La llegada del enviado


No salgo de mi asombro. Leo en la prensa que el gobierno de Sudán impidió hace unos días la llegada del mediador para la paz de la O.N.U.

Después de 5 días, Jan Egeland, lo ha conseguido; pero ahora son algunos líderes rebeldes los que se niegan a firmar el acuerdo de paz. ¿Estamos locos o qué? ¿Cuáles son los intereses de unos y de otros para que la maltrecha situación que vive el país continúe. (Ver mi post anterior.)

Como siempre los oscuros intereses de unos pocos los sufre una mayoría inocente.

Cuantas más páginas leo, menos entiendo a este mundo.

4 comentarios:

Bohemia dijo...

Estamos locos!!!
Mundo de locos!!

Juan dijo...

Totalmente de acuerdo, que mas se puede agregar

Camelis dijo...

"Dos cosas son infinitas: el universo y la estupidez humana; y yo no estoy seguro sobre el universo."

Albert Einstein

Nacho dijo...

BOHE: Vacas locas, ovejas Dollys, pollos griposos, gripe aviar, aires acondicionados con salmonela, los señores esos de la guerra que salen en los telediarios, niños color verde fosforito en Chernobyl... No sé, estamos todos un tantín desquiciados.

JUAN: Gracias. Un saludo. No sé qué más decirte, sólo que eso, un abrazo.

CAME: Juajuajua, muy bueno. Yo creo que si viniera alguien de otro mundo no se creería lo que pasa a veces en la Tierra.

Un abracísimo.