domingo, septiembre 24, 2006

El avión


El otro día volvía en avión y la azafata con esa sonrisa blanquísima e infinita de todas las azafatas de vuelo me ofreció un periódico. Lo tomé cortésmente, no podía dejarlo -por fin en castellano, como Dios manda-. La verdad había leído uno de esos en inglés cuando desayunaba y desde luego aquel día no estaba el mundo para sonrisas blanquisimas. Bueno, ni aquel día ni ayer ni hoy ni mañana; últimamente el Mundo no está para sonrisas ningún día. Pero ése es otro tema para otra entrada, será cosa de que la sonrisa, blanca o no, debe estar siempre presente en una auxiliar de vuelo.

El asunto es que leí una noticia acerca de la existencia de una página web del Departamento de Justicia de Tejas acerca de los condenados a muerte. Con nombres, apellidos, fotografía e incluso con la últimas palabras que dijeron antes de morir.

La verdad es que la página es muy fría, aséptica y equilibrada; sólo predomina el blanco y el negro. Digamos políticamente correcta. He de decirlo a favor de los funcionarios que la han diseñado.

Los que me leen desde hace tiempo saben lo que pienso de la pena capital y ésa página me resulta cuando menos tétrica. ¿Asquerosa?

Mientras, yo seguí con mi pollo al curry o lo que fuera, porque la comida que dan en los aviones siempre sabe igual. Lo mismo podía haber sido pollo al curry lo que venía en mi bandeja de comida, pato a la naranja o un Big Mac de Mac Donalds. Repugnante. Y seguí a lo mío hasta que llegué a Madrid, como todos seguimos a lo nuestro mientras están pasando cosas tan repugnantes en el Mundo. No, no me refiero al pollo, que también lo era, sino a otras cosas que están pasando todos los días y parece que a nadie le afectan.

Y la azafata volverá mañana a sonreír mientras le da el periódico en español a otro señor, y le volverá a dar más pollo al curry repugnante, y aterrizará en Madrid como lo hizo el otro día, y en el mundo parecerá que no pasa más...


*La fotografía no corresponde al vuelo.

12 comentarios:

Martin Bolivar dijo...

La verdad que aparecen cosas repugnantes del mundo en los periódicos, a pesar de que no se publican todo lo que ocurre en el planeta. Así que no podemos imaginar lo que se cuece por allí, donde la gente se muere de hambre, hay injusticias, no se respetan los derechos humanos y se manipulan las pseudodemocracias. Mejor no leer los periódicos ni probar el pollo al curry ni las hamburguesas de plástico.

azzura dijo...

Muy lamentable Nacho; me refiero a todo.. pollo al curry y sonrisa impoluta incluídos.. luego miraré la página que indicas con detenimiento.
Un saludo Nacho, que tengas un buen día

Bohemia dijo...

Y aveces en nuestra bendita ignorancia seguimos como podemos con el día a día...
Bueno, voy a ver ese enlace...
Besos Nacho.

Bohemia dijo...

Uy...es página impacta...

Nacho dijo...

MARTÏN B.: Bueno,como te lean los macdonalereros o los burgerkineros se va a enfadar por boicotearles. Que cada cual coma lo que quiera. Ahora a la cosa del curry...me niego.

AZZU: Gracias.
Un besote con sonrisa impoluta.

BOHE: Uf, la entrada quedó un poco ácida. Pero sí, la verdad la página impacta.

Saludo.

La hormiguita dijo...

Maravillosa labor la de las azafatas, al sostener la cordura a lo largo de los vuelos.
Saludos

CEL dijo...

Mi primer paso por este blog, realmente leer las noticias desanima, por ver en que mundo vivimos.
Los que estamos al otro lado del hambre de la guerra, escondemos la cabeza debajo del ala, vemos la injusticia pero ¿que hacemos?
decir que nosostros no podemos hacer nada.

Ha sido grato leerte, un saludo.

eat-desserts dijo...

Claro, el mundo sigue ahí para todos. No nos sorprendemos de muchas cosas...
He leído algo acerca de la huelga de periodistas en Italia si no me equivoco y me resultó bastante curioso. Aquí viene terminando la de los trabajadores de los hospitales que duró 24 dias y que pareció no importarle a nadie de los influyentes.
Asqueroso también.

besos grandes para ti...creo que he vuelto de mi estresado tiempo de fiestas y trabajo todo junto (mala combinación)

Vale

Milongas dijo...

La cuestión es seguir con el día a día, pero intentando cambiar algo desde nuestra "pequeña" posición. Somos pequeñas gran superpotencias y por tanto tenemos que seguir luchando!!!!!!!!!!!!!!!!
Besorrios! ;-)

Joup dijo...

Hola che !

Nacho dijo...

LA HORMIGUITA: Tienes toda la razón, porque tienen que aguantar a cada uno que ya ya...

CEL: Espero que haya sido tu primera pero no tu última. Ya sabes, yo encantado.
Es cierto que a veces se te cae el alma a los pies, pero algunas noticias sí da gusto leerlas por lo esperanzadoras.

Nacho dijo...

VALE: No sé si las huelgas sirven de mucho, pues las cosas parece que sólo cambian para los de siempre. No sé.

Veo que habéis tenido una de sanitarios; me gustaría leer una de enfermos o mejor de enfermedades...

Un besote gordo, doctora.

MILO: Tienes más razón que un santo.

Glups. No tengo nada que añadir a tu razonamiento, ni siquiera a lo del besorrio, porque te mando otro. Eso sí, este más gordo.

JOUP: Hola. Oye, tu comentario; tan escueto como contundente. Mañana -ahora no debo- me paso a hacerte una visitilla. Espero que tu blog sea algo más hablador.