jueves, marzo 29, 2007

¡Qué lástima!


La otra noche viendo el Informativo de televisión pensaba sobre lo difícil que debe ser hacerse político.

En primer lugar hay que aprender a contestar las preguntas dando todos los rodeos posibles y desviando el tema hacia donde queremos. Si tu partido político ha hecho algo en Educación y te preguntan sobre Inmigración deberás responder: "La inmigración ordenada es muy positiva para el país y para el inmigrante, pero deberá empezarse por ofrecerle una Educación adecuada y eficaz, que será muy beneficiosa para él y sus familiares..."

También deberás aprender a no decir absolutamente nada en el mayor número de palabras posible. Si es en un mitin público mejor. "El ciudadano y la ciudadana es variopinto o variopinta, multicolor o multicolora en sus más estrictas manifestaciones psicosomáticas y pseudocomplejas". Y a medida que vas acabando la frase es crucial que vayas elevando el tono para arrancar multitud de aplausos. Claro, la gente que acude a esos actos aplaude lo que le echen y se tragan lo que les cuenten.

Vamos, que si el político en el mitin les dice: "Hoy me he lavado la cabeza, -va elevando el tono mientras levanta un dedo- y NO TENGO CASPA". Y la multitud se pone a aplaudir enfervorizada, como poseída. "SÍ, AMIGOS, NO TENGO CASPA". Clapclapclap... '¡Bravo! ¡Bravo!...

Es necesario también aprender a decir cosas absurdas y lo que es peor, creérselas: "Vamos a enviar al ejército en misión de paz". Pero eso quién se lo cree. Si quieres paz enviarás a las Hermanitas de la Caridad, no al ejército armado hasta los dientes. Vamos, digo yo.

Por supuesto, también hay que recitar cosas obvias en un tono muy solemne: "Para alcanzar la paz hay que abandonar la violencia..." Y el público entregado rompe en aplausos como si estuviera en la última gira de U2 y Bush se hubiera jubilado ayer por la tarde.

Pero o pera lo que me resulta más irritante o irritanta es esa manía o manío de hablarnos o hablarnas como si fuéramos tontos o tontas. ¿Es que no saben que cuando se dice ciudadanos o españoles o seres humanos o pajarillos del bosque o pececillos de colores... se refiere uno a todos sin excepción, sin distinción de géneros? Eso sí es igualdad, y no lo otro.

Si encima tienes que aprender inglés -ver el post de Mardevientos "Pliz, visit Itali", es genial-, no doy la talla para ser político. Mi coeficiente intelectual no es suficiente para la cosa.

10 comentarios:

Milongas dijo...

Yo vi el programa a ratitos porque a veces las respuestas podían más que mi afán por seguir escuchando, muy descorazonadoras,... no se, me resultó insípido. Además cada vez que veo a un político gesticulando de esa manera tan rara como hacen,
me inspiran menos confianza. Alguien que no acepta que algo no lo sabe, no es un buen político (o si, a lo mejor en eso radica el éxito). Incluso ellos son personas y si no sabe cuanto cuesta un café, pues hubiese quedado mejor que dijera: Señores, no se lo que vale un café porque siempre me invitan!!!
Besorrios nacho!!!

Alejandra dijo...

Acá en Chile la cosa es parecida. Los políticos tienen la mala costumbre de darse rodeos en las preguntas importantes y terminar todo lo que dicen con frases de buena crianza y buenos deseos. Yo creo que les deben enseñar el arte de engatusar hablando, y algunos lo aprenden bastante bien. Saludos!

Nacho ® dijo...

Con el dolor de mi alma, debo decir que me he reido mucho con esta fotografía clara a las actitudes políticas de nuestro tiempo.

Sea el país que sea... sea el gobierno que sea... un tema es ser buen POLITICO y el otro es saber trabajar para un país... Y lamentablemente, ahora nos manejan los políticos.

Aquí y en la quebrada del ají... sea eso donde sea.

Saludos.

Anele dijo...

He pasado por aquí curioseando el blog de mi amiga Milongas, pero cuando he visto esa referencia al programa del martes por la noche, no he podido irme sin leerlo y sin dejarte un mensaje.
Yo no vi House por ver el programita y a veces sentía una vergüenza de que ese Señor, sea el líder político del país donde vivo (no es cuestión de ideologías políticas, sino de inteligencia) y opino como Milo que hubiera quedado mil veces mejor si hubiese dicho que no sabía lo que costaba un café, que no verse al día siguiente siendo objeto de todo tipo de bromas y chistes, pero bueno.... es lo que eligió la mayoría y para eso vivimos en una democracia, para aceptar las decisiones de la mayoría, nos gusten o no
Un besote

Bohemia dijo...

Hablan, hablan, hablan y no dicen nada, es como si la palabra fuer aun balón de reglamento y este le fuera dando pataditas, pataditas hasta darle un buen puntapie hasta...mandar el balón fuera...

Y nos quedamos como estábamos...o sea sin respuesta y sin balón...

almu dijo...

Y tan cierto, siempre con rodeos que sólo llevan a donde ellos quieren. ¿Cuando se callarán? ( nose para que me lo pregunto si desgraciadamente ya em temo la respuesta). Un saludo.

BB dijo...

jejeje Nacho, soy otra que no da para politica, tu post me encantó, tienes mucha razón. Es el mismo cuadro que veo aqui en mi país.

Un abrazo!!


PD: señore hoy tenia frio, y NO ME BAÑE!! BRAVO! JEJEJEJEE

Atabex dijo...

Nacho solo paso a saludarte. Ya te extranaba. He andado un poco triste por lo de mi amiga; me fui unos dias a la RD pero ya estoy de vuelta. Luego te leo.
Un abrazo

Nacho dijo...

MILO: Vengo de vacaciones. Perdona por no contestar antes. Besorrios, guapetona!.

ALEJANDRA: En todos sitios es igual. Aquí, allí; allí, aquí.

NACHO: Tienes razón. Lo ue dije a Alejandra también vale aquí. Un saludo.

ANELE: También me perdí House por ese señor. Ota vez no me pasa. Gracias.

BOHE: Besote. Gracias.

ALMU: Pero por lo menos hablar siempre es bueno. Que hablen.

Otro asunto es que les escuchemos.

BB: Ya somos dos. no valemos para la política.

¿Fundamos un partido?

SONIA: Lo sé que ha sido un golpe bajo. Ánimo.

Ya verás, este besote gordo te lo dará.

PERDONAD TODOS, ESTA SEMANA ME PONGO AL DÍA EN VUESTROS BLOGS.

leah v dijo...

justo el otro día yo tenía esta experiencia. hablé con un político (o sea, yo escuché, él habló) y es exactamente como lo describes. una amiga mía le preguntó no sé cuantas veces, "pero, cuál es tu plan?" y nos contó el problema, entre un montón de otras cosas irrelevantes, pero ni sugerencia de ningún plan