martes, septiembre 11, 2007

"Una verdad en la vida"

Una de las frases más bellas que leí de Francisco Umbral fue la que dedicó a su hijo fallecido de pequeño: "Sólo encontré una verdad en la vida, hijo, eras tú".


Porque, aunque yo no tengo, sé que los hijos son una de esas pocas cosas de la vida que te ponen los pies en la tierra. Ya puedes estar viviendo la situación más absurda, más hipotecada a la banalidad o más fuera de este mundo que llegas a ellos o ellos llegan a ti y te ponen en tu sitio. Por eso no entiendo nada del caso de la niña Madeleine.

Todos conocemos el asunto, todos queremos que la niña siga viva y que sus padres no estén implicados, pero las cosas se tuercen. Estamos acostumbrados a casos llenos de sangre, de golpes y malos tratos acompañados de alcohol, paro, drogas e incultura; pero no de médicos británicos de clase media, cultos y católicos. No quiero ni puedo pensarlo.
Para añadir más recelos, los declarados "sospechosos" padres de Maddie han contratado al prestigioso abogado Michael Caplan, que tuvo el honor de evitar la extradición del siniestro general. Demasiado bueno, a la vista está. El jurista, no el siniestro.
Y uno ya no sabe qué hay de verdad en este circo mediático que tiene muy poco de circo y mucho de mediático. Quizás demasiado.
Quisiéramos que la pequeña apareciese, parece que ahora lo importante es salvar a los padres, y de ella nadie se acuerda. Bueno la policía lusa sí y este blog también. Entre otros muchos, afortunadamente.



*Foto: elmundo.es
AFP

15 comentarios:

Lorena Sáez dijo...

Que horrible y doloroso ha sido este caso, al principio cuando llegó la primera cadena pensé que era spam, pero poco a poco me fuí enterando de los detalles del caso y me parece terrible.

Ojalá se llegue pronto a la verdad

Salu2

Bárbara dijo...

Tambi�n concuerdo con que se trata de un caso horrible, y como t� tampoco tengo hijos pero no puedo ni quiero pensar en todas las cosas amlas que pudieron sucederle a esa ni�ita preciosa y en que una de sus posibilidades, es que sus propios padres est�n implicados.
Ojal� que aparezca sana y salva, o que la verdad aflore e impida que hayan otras Maddies.
Besos!

Bohemia dijo...

Si los padres son los culpables...manda narices...y si no lo son...ufff...también manda narices...Y mientras...¿que es de la pequeña? Que horror, que historia esta...

Un beso

Alejandra dijo...

Impresionante cómo se ha ido dando vuelta y cada vez salen más versiones. Uno ya no sabe qué creer. Como dices tú, ojalá ella esté bien, donde quiera que sea eso. ¿Se sabrá algún día lo que pasó en verdad? No lo sé. Saludos.

Nacho dijo...

LORE y BÁRBARA: Sí, cada vez más fea la cosa. Todavía no puedo creer en la culpabilidad de los padres.

Un saludo.

BOHE: Sea lo que sea MANDA NARICES.

Besorriiio.

ALE: Supongo que al final se sabrá. Seguro.

Yo soy de los que sí creen en la justicia y en el Poder Judicial.

Un besote.

Erika dijo...

No me cabe en la cabeza ninguna de las versiones de lo acontecido....
aunque siempre habia pensado que los padres tienen algo de culpa por dejar a tres bebes solos durmiendo mientras ellos se divertian. Nunca se me ocurrió q alguien pudiera ser tan irresponsable. y todavia no sé que saca alguien desapareciendo a una nenita así como así. Sencillamente me parece ilogico que alguien pueda ser tan malvado.

Saludos

Por ahora no estoy escribiendo, pero muy pronto abrire un blog nuevo.... aproposito... necesito un nick... alguna sugerencia?

La interrogación dijo...

Pues entre todos los que estáis aquí yo sí tengo una hija. Tiene 14 meses y jamás de los jamases se me ocurriría dejarla sola en casa. Se me antoja imposible no tenerla siempre atendida, se me antoja de un egoista lo de dejarla para irme a tomar unas copas. Sedarla, como si fuera un estorbo.
Y no es que no me guste salir, es que mi hija es lo más importante en esta vida.
Como bien dices, hay tantas versiones y todo huele tan mal. Tanto si los padres están involucrados como si no... ¿Dónde está la niña?
Prefierno no pensar ni apostar por el resultado me parece que esto se está desmadejando demasiado.

Eli dijo...

Sin duda es un caso muy retorcido. Primero dejar a los niños solos para irse de copas, a quien se le ocurre? Ya empezó mal la cosa...Y ahora contratar a semejante monstruo para que los defienda? Veremos cómo termina esta historia. Podre Maddie...

Sonia T. dijo...

Hola Nacho,
Te tenia medio abandonado pero aquí estoy. Muchas cosas que hacer últimamente. Te extrañe. Gracias por siempre pasar y no olvidarte de mí.

Este caso es horrible. Sería todavía peor si los padres estuviesen implicados en la desaparición de la niña de los hermosos ojos azules. No lo quiero ni pensar.

Ojalá aparezca maddie, y ojalá aparezcan todos los niños que hoy por hoy están desparecidos, pero que no son hijos de médicos británicos... Me llama mucho la atención todo el circo mediático como dices en respecto al caso... Hay tantos niños desaparecidos de los que nadie dice nada sólo porque sus padres no son médicos británicos, ni tienen los medios para hacer la gran campaña de publicidad que han hecho los padres de para buscar a Maddie. Es triste. Ojalá que la nena esté viva y que sus padres sean inocentes, ojalá.

Un abrazo Nacho

Nacho dijo...

ERI: A mí tampoco me cabe. ¡Y mira que soy cabezota!

No lo logro entender.
Abracísimo.

INTE: Felicidades¡!

Así debe ser¡!

ELI: No sé qué decirte, lo que mal empieza peor acaba.

Saludos. Me perdí la gira de P. Collins.

ATA: Me tienes olvidadiiiito¡!

¿Vas a venir este curso? Te debo uno en el Starbucks. Mi post de hoy. Sí, ya sé, son más chulos los de Niu Yol; pero aquí también se pueden contar mil historias entre sorbos de café.

Besorrio.

Sonia T. dijo...

Aunque admito que te tengo olvidatiiito, te quiero igual amigo mío.

mixtu dijo...

vindo do blog de azzura...

amigo, esta estória é na verdade macabra...

que a niña estea viva, eu duvido...

abrazo europeo

Pancha dijo...

Nacho:
La verdad es que desde que salio en los medios la historia de Maddie, me impactó muchísimo, no solo por ella, sino por los miles de niños que desaparecen cada dia. Yo tampoco tengo hijos, pero la verdad, me cuesta mucho imaginarme a estos papás haciéndole daño a su propia hija.
Solo espero que la encuentren y que al menos tengan el consuelo de saber qué ocurrió con Maddie.

Nacho dijo...

MITXU: Otro abrazo lejano.

PANCHA: Buf. Pienso como tú.

;-)

Gera dijo...

Es una pena. Deseo internamente que se encuentra a la niña sana y salva y que sus padres no sean culpables de nada.
Me horrorizo solo de pensar en que alguna de las hipotesis que se plantearon sea real.