sábado, octubre 29, 2005

La flor de la manigua


La encontré en el malecón de La Habana, frente al Habana Libre, mirando al horizonte del mar como sólo saben hacerlo los cubanos. Que en los atardeceres se reúnen a ver pasar el horizonte frente a su malecón sabiendo que más allá está la Florida, no tan florida sin dólares, y su "libertad".

Su piel era de un desmayado color tabaco, como el de los taínos, y haciendo juego con la piel, los ojos eran color de miel. Grandes, vivos y cautivos de una cara todavía adolescente que no era acorde a su edad ni a las necesidades que aún no se pueden cubrir en la isla.

Los cabellos, de color moreno azabache, mecidos por el viento húmedo. Y acompasados con el vaivén de las olas, a intervalos, traían olor a sal y humedad entre su confusa melena rizada, que casi le llegaba a la cintura.

La cara perfilada con una diminuta nariz, sobre sus siempre sonrientes labios de mulata, era retocada con un ligero maquillaje. Fue en ese momento cuando con su melena larga, que con el viento le tapaba media cara, se puso simpática a charlar conmigo como si nos conociéramos de siempre. Si las miradas pudieran ser lentas diría que me miró despacio. Mucho.

Llevaba un cortito traje de algodón blanco con florecitas. Faldita corta y tirantes finos sobre los hombros. Las ráfágas de las olas al romper, a intervalos, relucían en sus vidriosas pupilas. Sus incisivos aparecían con sus sonrisas, muy blancos, entre sus labios de canela y el collar de marfil era un trazo pálido, de lado a lado del cuello moreno, que con la luz quebrada de atardecer sobre el horizonte hacía juego en sus destellos y reverberaba en su piel como un reflejo de luna.

Ya anochecía, y la invité a tomar unos mojitos en el Floridita, donde Hemingway pasaba sus más dipsómanas horas de la Habana vieja. Y la vi sonrojarse hasta la punta de la nariz.

Después me miró como sólo saben mirar las mujeres, con esa sabiduría irónica y fatigada que nos domina a los hombres, que ni se aprende ni tiene edad porque la llevan en la sangre, desde siempre. Y aceptó con una sonrisa larga, que pudo ser, también, un gemido dulce o una complicidad.

Habría querido recordarla siempre así, con aquellos ojos tan grandes que daba vértigo asomarse, fijos en la espuma que desilachaba el viento sobre las rocas y las olas del mar, y donde más allá está el paraíso. Hoy, por fin, vive en Miami.

Bueno, ya conté una de las cosas que nunca quise olvidar. Ahora te dirijo la pregunta: ¿Qué cosa nunca querrías olvidar?

22 comentarios:

Cecilia dijo...

Que hermoso escrito Nacho!!!!!
Yo no sé que no quiero olvidar, pq lo que no quiero olvidar no lo olvido, sencillamente eso.
Besotes y que pases un hermoso domingo!!!

Srta. Lee dijo...

Disfruté tu post, lo escribiste con sentimiento :)

Qué no me gustaría olvidar jamás?...mmm...supongo que a mis seres queridos, si alguna vez me diera amnesia y perdiera los recuerdos de mi familia, mis amigos, mi amor, sería horrible.

Suerte que tengo buena memoria :p

Abrazos :)

Verónica Reyes Serra dijo...

Nacho: Cuba es un país maravilloso. No tengo el gusto de conocerlo aún, pero he conversado con gente que sí ha ido y me ha mostrado fotos hermosas. Es complicado el asunto por esos lados, no hay duda. No obstante, los cubanos se caracterizan por ser uno de los pueblos más alegres.

Respecto a la pregunta que planteas al final del post, creo que las cosas que no queremos olvidar, no las olvidamos nunca. El problema (y la pena) radica en la imposibilidad para revivirlas. Ya me gustaría volver a los 17 y volver a mirar las estrellas como aquella vez...

Lindo post, amigo. Un gusto leerlo, como simpre.

Cariños!

eat-desserts dijo...

Nacho,
qué historia!!! si hasta me dieron ganas de ir para Cuba. Me encantó tu manera de describir los sentimientos de aquel momento.

Momentos para recordar siempre hay, pero me gustaría hacer lo inverso, como en la película El eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Allí se borraban selectivamente la memoria.
Algunos recuerdos son buenísimos, pero me dan nostalgia...


(aqui va un largo suspiro)



Un abrazo

Vale

Nacho dijo...

CECILIA: pues yo no sé si será porque me estoy haciendo mayor o qué; pero me olvido de todas las cosas del trabajo. Menos mal que tengo la secretaria mejor del mundo y me saca las castañas del fuego todos los días.

Mmmmm. ¿Me estaré haciendo ya un viejo de culo gordo?

Como me digas que síííí...Mmmmmm.

Tú también, ¡buen domingo!

SRTA.LEE: se nota que aún eres joven y tienes buena memoria. Pero recuerda que la felicidad consiste en tener mala memoria.

Por esos, los más viejitos son siempre personas amorosas.

VERO: Yo también pienso que Cuba es un país genial. Bueno, este no es el sitio adecuado para hablar de su situación, así que no diré más sobre eso. Es un lugar genial.

Lo de volver a los 17. También genial, pero fueron demasiado despreocupados y locos. La vida es más seria y hay que tomar decisiones e implicarse en cosas para hacer que este mundo sea un poco mejor.

VALE: ¿otro viajecito a Cuba? Empezamos a tener muchos deberes: viajecito a Españarules, a Cuba, a Chilececiveroyvale...Buf, qué lío. Mi mes de vacaciones no va a dar para tanto.

Saludos a las cuatro.

Cecilia dijo...

Jajajaja!!! Buen domingo :)

Carly dijo...

Nachito...eso estuvo para parar los pelos. Salido desde las profundidades del alma, como leí una vez por ahí.

Qué me gustaría no olvidar? El primer beso...ese que se esperó durante días y que llegó por fin.

CeCiCa dijo...

nachito rules :::
harto feeling
en este post!!!

En este ultimo año
he conocido mucha gente
y tengo un grupo
de amigos increibles...
J-a-m-a-s
quiero olvidarlos...
ni ke me olviden!!!!

Nacho dijo...

CECILIA: ya va a ser que no; casi mejor que feliz lunes o martes. He llegado un pelín tarde. ¿Me perdonas?
Tú también, que tengas genial semana, y genial Halloween.

CARLY: ¿paraaaar los peeeelos? ¿Pero eso qué quiere deciiir?
Qué te piensas que llevo peluca y se me mueve ¿Mmmmm? Ya es lo último, que me digan que llevo un pelucooonnn... Jajajaja

Bueno, ya en serio, sí, lo del primer beso marca mucho pero como es cosa de dos sólo cuenta como medio recuerdo.

CECIceci: Sí, harto feeling; la vida es feeling o no es vida.

Ya empezamos con el ruleschat. Jajajaja
Este año además de esos amigos que nunca querrás olvidar, has conocido a otros en el ruleschat, que seguro vas a querer olvidar cuanto antes. Buaaa buaaaa

Cecilia dijo...

Pero, perdonado totalmente Don Nacho :)

eat-desserts dijo...

Una cosa para no olvidar: haber estado en el lugar adecuado, en el momento justo varias veces...

Di. dijo...

hay tantas cosas que no me gustaría olvidar...pero supongo que tarde o temprano algunas de ellas se borran. Besos!

Di. dijo...

hay tantas cosas que no me gustaría olvidar...pero supongo que tarde o temprano algunas de ellas se borran. Besos!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
CeCiCa dijo...

jaaa
que empiece el chat!!!!
saquemos las copas!!
ups!
quien dijo eso??

mardevientos dijo...

Una de las miles cosas que no quiero olvidar? el dia que, tomando un cafe, decidi cambiar el rumbo de mi vida, http://mardevientos.blogspot.com/2005/02/mi-amiga-lau.html
las otras que no me quiero olvidar, las escribo en mi blog..., y a veces solo yo las entiendo :)

Nacho dijo...

VALE: por supuesto, lo del momento y el lugar siempre lo he pensado. Aunque tampoco es bueno pasarse. O sea como el miércoles, siempre en medio, para no perderse ni una y estar en todas las salsas y todas las bullas.

Di: algunas no se olvidan nunca, nunca. Son la única patria que merece vivr por ellas. Ésas son las únicas cosas que verdaderamente valen la pena. Son muy poquitas, ni se compran ni se venden; están en nuestras vidas y nos la pintan de colores.

CECIceci: empezó el messenrules. Saca una Piscolitas que ya tengo ganas de probarlas.
Di desde Mex. pone unas Margaritas y yo pondré algo de comer para que no empecemos a decir tonterías, que el tequila de Di ya, ya...

MARCELA: Ese café supongo que sería con donuts porque debió ser largo. Mucho. Supongo que sé a qué te refieres. Pero tu chico e Italia valen la pena. Seguro. Y como decimos en España, "a toro pasado" seguro que no tienes que arrepentirte de nada.

Las otras, las de tu blog, aunque las empecé a leer hace unos días ya las veo.
Tu blog me parece genial.

Carly dijo...

Lo que yo ya olvidé es ese horrible trabajo que tenía antes...ahora sólo recuerdo este trabajo genial que tengo ahora...
(aunque estoy mucho más cansada, estoy mucho más feliz)

CeCiCa dijo...

nachito ::
tas ahi??
postea!!!!!

ji ji ji

besos sin colesterol!!!

la CECIceci!

Nacho dijo...

CECI,toy aquí; ahí va el post que me pides.

CARLY, sí, veo que olvidaste pronto el antiguo trabajo.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.